jueves, 26 de junio de 2014

Ana me ha abandonado

Desde que Ana me abandonó, me siento un poco extraña, como si me tuviese que volver a construir, pero ahora lo acepto con resignación y curiosidad, no pataleo ni pienso en lo desgraciada que soy, ni echo de menos sus pinturas con cera ni las canciones de Évora, ni su Caos.
Es la primera vez que pienso en mí misma, que me he vuelto una cínica y mi lado romántico queda en un discreto segundo plano: es lo de menos. Lo de más es descubrir este vasto mundo con mis ojos recién estrenados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario